DÍAS DE PORNO. SIMÓN POSADA TAMAYO

Posted in notas al pie de las letras sensuales with tags , , , on 10 julio, 2011 by elbuscadordelibros

COLOMBIA SEXUAL:

Colombia sexual: días de porno

Simón Posada, a quien tengo el gusto de conocer y el honor de haber sido su alumno, nos presenta esta historia de la vida breve del porno en Colombia;  un relato mezcla de humor, acidez  literaria, e investigación exhaustiva sobre el porno. De forma didáctica nos lleva por los inicios del mismo, desde la invención del cine por los hermanos Lumiere, hasta el año  2008 en Colombia. Que se ha hecho. Cómo se  ha hecho. Por que se ha hecho. Y de manera irónica no solo se centra en las tetas de la actriz, en las mamadas del tal actor o en las escenas de penetración anal, si no que escudriña de igual manera, con datos investigativos, entrevistas, fotos y una excelente prosa, en la mente de  los personajes bizarros del mundo de la pornografía.

Estados Unidos, Argentina, Colombia, Cali , Bucaramanga y Bogotá, son algunas de las ciudades por donde nos pasea el autor en busca  de los más diversos gemidos que haya dado esta industria. No es un tratado psicológico, ni menos uno sociológico. No busca condenar o absolver. Es una mirada limpia a un placer, censurado por gobierno, religión, sociedad y educación, visto por un alto número de la población mundial, disfrutado por otros tantos  y objeto de culto y veneración por uno menos determinado.

A medida que se lee, días de porno nos entretiene, nos golpea y nos conmueve. Aprendemos tecnicismos( tiene incluido un diccionario), nos hace soñar con ser el hombre del pene grande y grueso al que le practican unas mamadas espectaculares y penetra  cientos de  mujeres-a veces hombres-a veces travestis-en una orgia de fluidos corporales donde el sudor, el olor, los excrementos, los vómitos, el cunnilingus, se mezclan con posiciones, dolor, cachetadas, nalgas y otros tantos huecos más por donde  los dedos, la lengua y objetos un poco  extraños acompañan al miembro sexual, sea de hombre o animal, para excitar y satisfacer.

También es  un libro que demuestra que las diversas estrellas del porno son seres de carne y hueso. Los saca del imaginario popular de pobreza, necesidad y traumas sexuales infantiles para conocerlos como lo que son: seres humanos a  los  que les gusta el dinero, que lo hacen por gusto y gloria, que tienen padres, esposas e hijos,( la gran  mayoría se muestran orgullosos por los logros de sus familiares), que fueron católicos  o mormones, que escribieron libros, que  poseen productoras, que trabajaron con el narcotráfico, etc. Seres normales como el que escribe esta reseña o el lector de la misma.

Un libro excitante. Un libro  de pornografía sin llegar a ser pornográfico

Editorial Planeta. Pasta dura. 197 páginas

Valor: $ 15.000

Anuncios

LA CIUDAD Y EL PILAR DE SAL : la obra que sacudio a la sociedad americana

Posted in notas al pie de las letras homoeròticas on 4 julio, 2011 by elbuscadordelibros

“…Bob se quitó la camisa y Jim hizo lo mismo. Así estaba mejor. Jim se limpió el sudor de la cara; Bob se estiró sobre la manta,

 utilizando su camiseta como almohada. La luz de las llamas brillaba sobre sus cuerpos blancos. Jim se tumbó junto a Bob.
–Hace demasiado calor para estar luchando –dijo.

Bob soltó una carcajada y de repente lo agarró. Se aferraron el uno al otro. Jim era abrumadoramente consciente del cuerpo de Bob. Durante un instante hicieron como que luchaban. Después ambos se detuvieron. Sin embargo, siguieron agarrados, como esperando una señal para separarse o continuar. Pasó un buen rato y ninguno se movió. Sus suaves pechos se tocaban, mezclando su sudor, jadeando al unísono….

Este breve encuentro sexual entre estos dos jovenes  americanos , compañeros y amigos de estudios y juegos, determina la existencia de uno de ellos. Jim Willard, el protagonista, quien en busca de Bob, que se ha alistado en la marina,sale a recorrer el mundo para encontrar a la unica persona  que le ha despertado no solo un deseo sexual , también un sentimiento amoroso. Poco a poco Willard cambia su opinión sobre la vida homosexual. De odiarlos al principio de la novela, para el su relación con Bob es puramente masculina, y tratarlos como degenerados,termina convertido en lo que la jerga  llamaria una “zorra” . Un joven vulgar y apatico  pero  muy apuesto a quien los hombres que lo rodean lo desean y asi penetra en el mundo gay del ejercito, Hollywood,prostituto, bares , bisexualismo , parejas estables y homosexuales escondidos. La novela cuenta con un desenlace fatal porque Bob tenia otros planes sexuales que incluian mujeres y el matrimonio.

La narración es simple y sencilla. En algunos apartes puede tornarse aburrida. Parece ser que fue escrito en ese tono de forma deliberada según indicaciones que el mismo autor expresó en entrevistas posteriores. Es un libro trágico y triste con un final melodramatico, pero  muy romantico y sin llegar a ser erotico traza pinceladas sensuales que despiertan  la imaginación.

Gore Vidal, el autor, trasgedió las normas sociales de la Ámerica de su tiempo. Desde su publicación en 1948 se le ha considerado una obra autobiografica, algo que siempre negó, aunque la cantidad de fantasias sexuales comunes de la obra se atribuye a los mas de  150 hombres que habian pasado por su cama por la epoca en que lo escribio(confensiones del propio autor). Su vida cambio.  De un futuro promisorio en la politica paso a convertirse en en uno de los mejores y más famosos escritores de la segunda mitad del sigloXX.

La obra fue proscrita por periodicos, critica y sociedad. Se dieron casos  en que fue confiscada por obscena. Lo único cierto es que se convirtió en éxito de ventas y republicada con regularidad desde entonces.

Esta edición de bosillo de la Random House Mondadori,cuenta con siete relatos más del mismo autor.

Disponiblidad: Uno(1) en bodega

Precio: $20.000

 

 

 

 

 

 

DESTINO NO EQUIVOCACIÓN

Posted in letras mias on 3 julio, 2011 by elbuscadordelibros

El amor nace de la fe en nosotros mismos al proyectarse sobre otros, crece al divisar amplios y múltiples horizontes en los que caben todas las inimaginables aventuras. Florece al aceptar amar por sobre la tentación de la carne, también con la del espíritu, y languidece al actuar más por intenciones desleales inconfesables e interesadas, que con la generosidad innata que el sentimiento debe poseer. El amor es destino, no equivocación

Destino trazado por aquel hado que produjo en el juego de las olas el encanto del enamoramiento y en noches tocadas de hechizo la seducción de cuerpos asidos al  deleite del corazón y del erotismo.  Sino  vuelto  real al convertirse en prueba de existencia cuando por el se traza y se  contempla un futuro incontenible y arrollador, generoso  y desinteresado., en que la bulla  que en el gravita, hace desligar el afán utilitario, las penurias y las fatigas de la labor diaria. Albur que echa sobre si  fortuna y fatalidad, simple y llanamente por el hecho de  transcurrir en medio de la vida misma: incertidumbre de nacer permanecer y morir.

La equivocación  surge en los destinatarios accidentales de ese amor. Aquellos que se convierten  en devotos  receptores  de sueños y esperanzas pero que con el correr de los días naufragan en aguas no encauzadas hacia el mismo mar. En ese piélago de incidentes, el amor sobrevive una y otra vez y es posible orientarlo hacia ese “otro nuevo alguien” que invita al misterio de descubrirlo sin la sensatez de la razón, con el tino del corazón y que puede resultar igualmente equivocado.

El amor es transitorio aunque se desee eterno.  Es de las esencia humana. Se obliga a las  mismas trabas y  atascos en el dilema de prolongarse a perpetuidad dentro del esquema  de egoísmo que la conciencia  impone, victima siempre de los cánones de religión, familia,  dominancia y soberbia que busca la inmortalidad como símbolo de gallardía  y superioridad de la raza frente a otras tantas cosas consideradas inferiores. Amar  no impone fechas perennes si se es sincero. Se ama hoy porque si. Se ama mañana por idéntica razón. Solo  cuando se le aceptan valladares y cotos vedados a su espacio vital, se le señalan, por cualquiera de las razones que fundan  la sociedad, el establecimiento y el  miedo, linderos  a  sus dominios y sin imaginación se reitera en actos idénticos, iguales y autómatas, el amor  irremediablemente se acaba. Y es forzoso ir tras de el una y otra vez. Siempre.

alberto salazar castellanos

LOS PUTOS CASTOS: memorias de un burgues homosexual colombiano

Posted in notas al pie de las letras homoeròticas with tags , , , , , , , on 30 junio, 2011 by elbuscadordelibros

                                                                         memorias inconfesables  de un doble discursoGonzalo García Valdivieso, antropólogo y columnista del tiempo, nos  presenta esta obra autobiográfica en la que con un lenguaje coloquial narra sus aventuras eróticas de infancia y adolescencia dentro de su mundo arribista santandereano. El autor da  testimonio  de su reconocimiento como homosexual y su despertar sexual en el transporte urbano, fiestas de familia, en el internado y en buena parte de su adolescencia. Entremezclado con esas realidades, que  sorprenden,  incomodan, asustan, a veces se   hacen poco creibles y  otras tantas hasta  pueden llegan a excitar,  García Valdivieso nos hace caminar por senderos nada santos  en que (re) descubrimos la falsedad de la sociedad pueblerina (Bucaramanga), la civilizada (Madrid) la capitalina tercer mundista (Bogotá), en el contexto de la segunda mitad del siglo XX. Todas estas tres ciudades le sirven de marco real para demostrar como los colombianos estamos viviendo una irrealidad impuesta: la de vivir bajo influencia y supuestos sexistas, religiosos, colonialistas y capitalistas. Generaciones enteras antes y después de el han sido educadas en el arte del “tapen y no  destapen”, ” no conozcan, no piensen para que no sientan” ,porqué así como vamos, vamos bien.

El  libro se lee con emoción morbosa por  reconocer quien eran esos personajes de la alta sociedad política, comercial y religiosa que usaron, abusaron, gozaron y deleitaron del cuerpo  de García Valdivieso. Sus  párrafos de denuncia en contra de su permisiva familia, la presión social, los complejos sexuales, la culpa  por el pecado católico y ese entorno de protección, mentira y rechazo sin ningún tono de victimización pero si con un toque de humor, reproche velado, ironía y erotismo, hacen  de este relato de 255 páginas, no es una novela propiamente dicha, una interesante aventura para un buen fin de semana.

Contiene, además, un catalogo de fotografías  familiares que le dan fuerza a su obra (aunque  puede llegar a resultar soso para quien espere  imágenes sexuales y aburridas para quien no conozca o  tenga algún lazo familiar o de amistad  con alguna de las tres ciudades antes mencionadas); y un glosario  de palabras usadas a lo largo del libro que facilitan su comprensión

Editorial  BananaRosa. En perfecto estado

Disponibilidad: (1) un ejemplar.

Valor: $ 20.000

Ana, soror: historia de un incesto. Marguerite Yourcenar

Posted in notas al pie de las letras sensuales on 25 junio, 2011 by elbuscadordelibros

 

En solo 79 páginas la inigualable y merecedora del premio nobel de literatura, Marguerite Yourcenar nos lleva  al mundo de las relaciones incestuosas. Recreado en el  Nápoles  español de finales del siglo XVI,  nos va relatando la lucha de dos hermanos contra la pasión y el deseo sexual  que ya se deja entrever desde las primeras líneas y que a medida que discurre el tiempo va acrecentándose hasta llegar a consumarse más allá de roces, miradas, abrazos ,lecturas no sanctas(pasaje de Ammón violentado a su hermana tamar, libro de los Reyes, biblia cristiana) y rezos al atardecer.

Esta pequeña obra,  a diferencia de las dos en que se basa su inmensa fama: Memorias de Adriano y Opus Ningrun, carece de ese carácter filosófico y antropológico y de una exhaustiva terminológica descriptiva que  la hace parecer, a veces, pesada, confusa y hasta aburrida. Con un lenguaje muy sencillo muestra de manera perfecta las relaciones sociales, de gobierno y amorosas de una época en que todo acto estaba enmarcado dentro de la culpabilidad del pecado.  Una sociedad  que siglos después fue muy bien imitada por otra igual de grande , la Victoriana,   dentro de otro imperio igual de extenso al español: el ingles.

No es una obra con final feliz. El lector queda prendado de esta trama morbosa que llegará hasta la última página para saber su desenlace. Muy de seguro se estrella con las ganas de ver un final al estilo Corín  Tellado. Y aunque la autora siempre hace una defensa de la libertad individual  del ser humano sobre cualquier otro tópico, los protagonistas terminaran victimas de  las imposiciones de la famila, sociedad y dios.

libro usado en perfecto estado

Colección de bolsillo. Relato corto Aguilar.

Disponibilidad: uno(1) en bodega

 

 

EL MANUAL DE MANUELA: 86 FORMAS DE PROCURARSE AMOR EN SOLITARIO

Posted in notas al pie de las letras para el placer on 25 junio, 2011 by elbuscadordelibros

Simples, complejas y ayudadas son las tres categorias en que Antonio Armonia recrea en forma divertida las 86 formas posibles de jalarse el  miembro viril en este llamado por el:” guía practica para adolescentes, solteros y maridos fieles, en el arte de masturbarse”

Con una maestria sin par Armonia representa  el mundo a través de la masturbación y lo destruye con gracia esclareciendo en cada pose incognitas filosóficas, antropólogica y filológicas. Cada una de las recetas para aumentar el goce del placer solitario está acompañada por tantos dibujos originales de 35 famados artistas que hace aún mas agradable recorrer  las 103 páginas de este manual.

El autor busca elevar el verbo y la técnica del ” chaqueteo, paja,puñeta,pelarsela,jalarsela “y otros tantos terminos al   altar de arte amatorio.  Y en verdad lo logra. Nos muestra como solo, acompañado, en grupo con estimulantes que abarcan objetos, situaciones, lugares se puede construir un mundo en que se le da rienda suelta a los más acuciantes y perversos deseos sin necesidad de enfrentarse a la censura de teceros.

Un libro sin complejos que no es un tratado de psicológia, pero que te hara reir. En mi caso lo hizo y otras cosas más logró

ediciones chaquetaras ciudad de México. Primera edición. Usado en perfecto estado

valor: $ 30.000.

Disponiblidad: uno(1) en bodega

” solo en la soledad puede dar rienda suelta a los más acuciantes y perversos sin necesidad de enfrentarse a la censura de un tercero… al masturbarse se construye un mundo que se destruye en el placer.”

una visión sobre el arte de masturbarse

QUIEN SOY YO? : ELOGIO A UN VICIO: “COMENCE COMO TODOS ECHANDOME UNA LÍNEA, Y AHORA NO PUEDO PARAR

Posted in letras mias with tags , , , on 23 junio, 2011 by elbuscadordelibros

Hay quienes son esclavos de  sus vicios y hacen de todo para dejarlos. Algunos los defienden para demostrar sus bondades y calificarlos como refugio para sus soledades, y existen aquellos que no se sienten completos si les hacen falta. Movido por su más antigua simpatía hacia su  única pasión, Alberto Salazar  dejó atrás  el entorno laboral que lo ha acompañado durante los últimos años y sin dinero y solo con la experiencia que le da el haber  convivido con su adicción desde pequeño, ahora quiere, también, vivir de ella.

Su vicio son las letras. Leídas y escritas. Y esa relación que ha tenido con ellas lo ha llevado a seducirse con la idea de establecer una librería. “Una de las primeras lecciones de vida recibidas-me dice Alberto con firmeza-fue un regalo que me dieron mis padres cuando tenía cuatro años. Una edición de lujo de los cuentos de los hermanos Grimm.  El único objeto que me divirtió durante mi niñez. De ellos aprendí a  respetar, amar y divertirme con las letras. Simplemente existo gracias a ellos, mis padres, y gracias a ellas, las letras”. Esa es  una de las razones de su nueva condición de librero. La de dar a conocer la importancia de la palabra escrita. Aquella que busca conservar los secretos que pudieran olvidarse para no solo prolongarlos sino además para incitarlos y provocarlos, porque-me explica-“uno piensa también a partir de aquello que escribieron otros, a partir de las frases que encontramos en los libros leídos”.

Sentados en el único sofá de su casa, Alberto se estremece ante el gris plomo que presagia tormenta. Minutos después cientos de gotas hacen gemir los dos grandes ventanales  de la sala, mientras su voz serpentea por entre las paredes vacías que enmarcan un perchero sostenido en una repisa y del que cuelga un sombrero mexicano con un curioso olor a chocolate y vecino de los recibos de servicios públicos sin pagar, esparcidos en la mesa de madera que sirve de comedor, mueble de juegos, escritorio y mil usos más. Me habla de sus nuevos sueños. De sus ilusiones. Del por qué está de nuevo en la fría capital.

Una infancia molesta  y mortificante para él y su familia es su recuerdo de esos años. Un  terco y obstinado papá comunista casado con una perseverante católica, criada a su vez por la única rama conservadora de una familia de rancia estirpe liberal, fue el punto de partida para tiempos de soledad en que la falta de juegos, de amigos, de conversaciones, aumentada por su convicción católica de  estar destinado a convertirse en  un servidor del señor, le ocasionó su refugio en los libros. O tal vez, como presume él, su vicio le alejó de la conformidad de ser uno más.   Y a su vez le  excluyó de  muchas risas, de cientos de bailes, de  golpes, peleas y caídas. Pero no le evitó deprimirse, querer suicidarse y llegar a detestar a su dios a quien tanto quería.

Los libros le salvaron, dice él, como a cientos de otros.  A través de ellos viajó, se enamoró, tuvo sexo, se implicó en escándalos, confrontó a su ciudad con otras sociedades, miró el cielo y trató de comprender el sentimiento de sentirse diferente, de saberse distinto. No mejor, me aclara, solo extraño. A veces era tan pintoresco  que no jugara futbol, no montara en bicicleta, a sus treinta y ocho años aún no aprende, no coqueteara con niñas, permaneciera encerrado jugando con el mismo, hablando y respondiendo en un  soliloquio que desesperaba a todos, que hasta  el esposo de una de sus hermanas lo presentó en una reunión familiar como “el raro hermano de mi novia”.

Un buen día pretendió enfrentarse a la realidad. Y lo consiguió. Comenzó a tener amigos, a enamorarse, exploró la sensualidad en otros cuerpos y dejó  a un lado su carga religiosa. Curioseó  el trago, el cigarrillo, las páginas pornográficas, alguna que otra droga y se convirtió en seguidor de la imagen proyectada en el llamado séptimo arte. Un intento para tener una visión diferente de la vida real. Una perspectiva que distorsionara la dada por sus libros. Ambos enfoques no armonizaron. Pero le dieron la oportunidad de contemplar su propia opinión de la vida, de sí mismo y de su papel dentro de ella.

No estudió para abogado, según el sentir de todos. Se graduó de administrador de empresas en una prestigiosa universidad de la ciudad donde vivía. Aunque nació en la ciudad del caos, como define su gran amigo psicólogo a la capital, sus papas se trasladaron a  Bucaramanga. Una ciudad no cubierta por tal cantidad de verde para  tener el apelativo de “la ciudad de los parques”. Bonita si, Complicada, también. Envidias, celos, rencillas rencores, corrupción y un ambiente de doble moralidad, falsa riqueza y  aparente prosapia son  para Alberto las cualidades de la sociedad en que se crió.

Sin mucho norte dentro de sus planes, hace cuatro años decidió volver a Bogotá.  Su vida seguía un  curso sobre el que no manejaba las riendas. Buenos trabajos. Excelentes jefes. Una empresa muy corrupta. Uno que otro amor. Una quiebra económica. Apatía. Amigos transitorios. Y una buena dosis de risa y de libros. En esos términos Alberto reduce su estancia en las calles  que recorrió tantas veces tratando de encontrar su camino.

“Al llegar a Bogotá, luego de un tiempo de ausencia, era forzoso ir a los sitios ya conocidos para tener la impresión exacta del regreso-me dice  Alberto al calor de la quinta taza de tinto- Un regreso que tiene alta dosis de nostalgia  más que de ausencia. Nostalgia de saber que en esta ciudad encontraría lo que anhelaba”. Volver, me explica ahora con la mano jugueteando con su piercing de la ceja izquierda, a un sitio que has recorrido en tus libros con la limpia mirada de la vida cotidiana te  sugiere recuerdos , te evoca imágenes y te alienta a seguir buscando”.

Y uno de esos sitios ya recorridos eran las librerías. Las muy famosas, las de “viejo” (término acuñado para referirse a las librerías de textos usados), las nuevas, las de la calle. Todos los espacios donde el olor de las páginas recreara sus aventura.. Letras expuestas en locales ya visitados en viajes anteriores. Libros ya vistos en estanterías solo conocidas en periplos transitados  en tardes o noches de lectura voraz. Y en esas caminatas redescubrió su otra pasión: la escritura.

Así que participó en unos talleres de crónica. Y con un orgullo que él le atribuye a su signo zodiacal, es leo, habla con entusiasmo del tiempo pasado detrás de una computadora. De sus investigaciones sobre el agua, tema a tratar en su narración. De lo que descubrió y de lo que escribió. Su crónica fue elegida para ser editada en un próxima antología de crónicas bogotanas.

De tal  manera que unió sus dos vicios y ahora es el Buscador de libros. El nombre de su naciente librería. Un espacio para tender la mano a alguien que puede estar cerca, pero a quien no vemos  entre el barullo de y la neblina de la vida diaria. Un espacio propio donde la disciplina de escribir tenga una facilidad propia. Facilidad para escribir, reescribir y corregir.

Alberto mira las Constelaciones de gotas que forjan telarañas de  diamantes en las hojas de su descuidado jardín y sonriendo me dice” tomé la decisión de orientar a la gente  con los libros  que el momento de su vida le exige y  la osadía de escribir porque todo, las lecturas, los países, las gentes, los acontecimientos y los acontecimientos triviales de la vida y del entorno sugieren  reflexiones que alientan el sentido y la búsqueda permanente del sentido de la vida.  Es un riesgo. La palabra escrita debe hacer tomar conciencia de intenciones, tentaciones y sentimientos que podrían haber quedado de lado, abandonados a su suerte o peor silenciados” Quiero escribir-acota en forma final- para intentar alejar a la vida de las urgencias, ritos y convencionalismo con el animo de no hacer olvidar que somos una tentación hacia los otros, que los otros son nuestra tendencia obvia y elemental”.

alberto salazar castellanos

A %d blogueros les gusta esto: